Cómo saber si necesitas renovar tu web

Tienes una web, ¡bien! Ya estás en internet. Pero… ¿Esa web te está ayudando a vender? ¿Está dando algún resultado? ¿Llegan clientes a través de ella? Quizá sea hora de actualizarla. Aquí tienes las claves para saber si necesitas renovar tu web.

Una web es una herramienta comercial muy poderosa. A menudo, tu web será la primera impresión que se lleven los posibles clientes de tu empresa, por lo que deberías tener en cuenta la imagen que estás dando.

Aunque rediseñar tu web pueda parecer una tarea tediosa y un gasto innecesario de tiempo y dinero, la verdad es que una web atractiva y adaptada a los últimos avances tecnológicos puede mejorar exponencialmente tus ventas y la imagen de tu empresa.

9 claves para saber si necesitas actualizar tu página web

1. ¿Has actualizado el diseño de tu web durante los últimos 3/5 años?

Si la respuesta es no, ten claro que ya es hora de renovar tu web. ¿Sabías que los usuarios no confían en las webs que no están actualizadas? De hecho, el 75% de los usuarios juzgan la credibilidad de la empresa basándose en el diseño de su web.
Y esto es tan real como la vida misma y se puede aplicar a cualquier ámbito: una imagen descuidada genera desconfianza. En internet también.

Una imagen descuidada genera desconfianza. En internet también.

2. ¿Tu web es responsive (adaptada a dispositivos móviles)?

Si la respuesta de nuevo es no, ya sabes, tienes que renovar tu web. Este punto es sumamente importante para que tu web aparezca en Google.
Desde que en 2015 Google modificara su algoritmo, todas las webs que están adaptadas a dispositivos móviles están por encima de las no adaptadas en todos los listados del buscador. Así que si quieres que te encuentren, ¡actualiza tu web!

3. ¿Vendes tus productos o servicios online?

Una web no es una tarjeta de visita. Muchas webs anticuadas se limitan a dar mucha información sobre la empresa, pero poca sobre sus productos o servicios. Y realmente esto es lo que el cliente busca, la oferta de productos/servicios.
Aunque no todas las empresas pueden vender sus productos o servicios online, es recomendable que si tu producto es susceptible de ser vendido por internet, tengas una tienda online. Y en caso contrario, deberías ofrecer una descripción detallada de tu producto/servicio enfocada a atraer al usuario a contactar y comprar.

4. ¿Tu web tiene integradas las redes sociales?

Y no me refiero solo a tener un enlace a tu perfil con el icono de Facebok o Twitter. Me refiero a una conexión total. ¿Tus contenidos pueden ser compartidos en las redes sociales por tus usuarios? Pues deberían. ¿Sabías que puedes automatizar los contenidos de tu web para que se publiquen automáticamente en tus redes?

Los usuarios confían más en las empresas que utilizan activamente las redes sociales.

5. ¿El contenido de tu web es fácil de navegar?

El 25% de los usuarios que abandonan las páginas que son difíciles de navegar. Si el contenido de tu web no está donde debería estar, los textos de los botones son confusos, hay demasiados enlaces, … los usuarios se cansaran de buscar y abandonaran tu web sin comprar ni contactar y con una mal impresión, tanto de la web como de la empresa.

6. ¿Tu web es fácil de encontrar?

Si buscas tu empresa en Google, ¿en qué posición aparece tu web? Salir en los primeros puestos es algo realmente complicado, pero por lo menos hay aparecer! Probablemente tu posicionamiento esté obsoleto. Otra razón más para renovar tu web.

7. Comparado con tu competencia, ¿tu web está más actualizada y es más atractiva que las del resto?

Es de suponer que todas las empresas miran de reojo a sus competidores para ver que están haciendo. En el mundo online pasa lo mismo. Si tu competencia sobresale en este ámbito, te estará quitando clientes. Deberías tener una presencia online superior a la de tu competencia.

8. ¿Tu web representa fielmente a tu marca/empresa?

Cómo decíamos al principio, tu web te representa a ti como empresa y a tu producto. Deberías asegurarte de que refleja la imagen que quieres dar.

9. ¿Tu web te está proporcionando ventas/clientes?

Tu web es una herramienta comercial, y por lo tanto, debería estar proporcionándote clientes y aumentando tu negocio, ¿es así? Si la respuesta es no, es que algo está mal. Ya sea el diseño de tu página, los contenidos, la estructura o la falta de funcionalidad, actualiza tu web para corregir lo que está fallando.

Con qué frecuencia debes renovar tu página web

Bien, esta pregunta una respuesta fácil. Depende de cada caso.

Es posible que tu web tenga 4 años, pero te esté dando unos resultados de venta estupendos. En ese caso, quizá lo mejor sería realizar pequeñas mejoras para adaptarse a los avances tecnológicos sin hacer un cambio radical en la web.

Sin embargo, también se podría dar el caso contrario, una web que con 2 años falle en la mayoría de los puntos citados aquí arriba y no esté dando ningún resultado de ventas. En este caso, mi recomendación sería un lavado de cara total.

O quizá sea el caso de una empresa que recientemente ha cambiado radicalmente su estrategia de venta offline. En este caso, también habría que renovar la web para reflejar este cambio online.

Igual que estos ejemplos, podemos encontrarnos con infinidad de casos diferentes. Yo creo que el punto está en observar si nuestra web cumple con nuestros objetivos de venta o no, y si es un reflejo fiel de nuestra empresa y sus productos/servicios.

Por esto es imposible dar un plazo específico para renovar una web. No se puede decir que lo correcto sería renovarla cada 2 o 3 años. Lo ideal es renovar la web cada vez que sea necesario.

No hay comentarios para este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *