7 errores que debes evitar al diseñar tu logotipo

Aunque muchas empresas y emprendedores no le den la importancia que merece, el logotipo es un elemento muy importante en un negocio. El logotipo es la representación visual de lo que tu empresa significa, la identifica y la diferencia de las demás.

7 errores que debes evitar al diseñar tu logotipo

Un buen logotipo habla de tu profesionalidad y tus valores lo cual genera confianza entre la empresa y el cliente.

Sin embargo, existen ciertos errores que hay que evitar. Ya sea por el color, el diseño, el tamaño o el concepto que representa, un mal logotipo no atraerá a los clientes.

Los errores principales que debes evitar son estos dos:

1. Dejar que tu logotipo lo diseñe un principiante

Y con principiante me refiero, por ejemplo, a tu vecino, el zapatero que tiene como hobby retocar fotos y hacer los carteles de la junta de vecinos con su ordenador; o tu prima, la ingeniera que se hizo un curso de 15 horas de Photoshop mientras estaba en paro; incluso la imprenta del barrio, que te va a cobrar por hacerte el logotipo, pero que no tienen contratado a un diseñador.

Estos son varios ejemplos, pero todos tenemos a algún conocido con conocimientos básicos de algún programa de diseño que intenta ejercer como diseñador y se ofrece para realizar este tipo de trabajitos de forma gratuita o por un precio mínimo. El problema de estas personas es que no tienen conocimientos sobre la teoría del diseño, ni tienen la visión que tendría un profesional que se dedica a esto. Por muy buena fe que pongan para crear tu logotipo, se nota a distancia que está hecho por un principiante porque comenten la mayoría de errores de concepto y de forma que te explicaré a continuación.

¿Y qué ocurre si tu logo parece que está hecho por un principiante? Pues que no vas a atraer al cliente que necesita tu empresa. Tus clientes serán tus vecinos, que saben quien ha hecho el logo, o tus tíos y primos, que están muy orgullosos del trabajo de su familiar… no llegarás a más público. ¿Porqué? Porque la imagen que das es la de un principiante, la de alguien que busca algo barato y poco profesional. Y en consecuencia, tu negocio da una imagen barata y poco profesional.

Es decir, si tu logo no parece profesional, tu negocio tampoco.

2. Copiar otros logotipos

Por desgracia, esto es algo que se lleva haciendo desde el principio de los tiempos y resulta bastante perjudicial.
Si tu logotipo representa tus valores y tu empresa, debe ser único y te debe diferenciar de otros negocios. Por ello, copiar otro logotipo ya sea por gustos personales, como por competencia, no favorece en nada ni a la empresa ni al diseñador.

Los errores de forma más comunes que van a influir en la visibilidad de tu logo:

3. El uso incorrecto de la tipografía, el color y los efectos especiales

Cuando empiezas a diseñar es muy fácil verse abrumado por la cantidad de posibilidades que ofrecen los programas de diseño actuales y todos los recursos gratuitos que hay a tu alcance. Miles de tipografías, efectos de color, degradados, efecto 3D, acuarela, brillos,… Todo esto está muy bien, pero hay que evitar utilizar todos estos recursos a la vez.

Estos son algunos ejemplos de los errores más comunes que dificultan la legibilidad de un logotipo:

3.1. Utilizar varias tipografías a la vez

3.2. Utilizar la tipografía incorrecta

3.3. Crear la forma con el color

3.4. Abusar de efectos especiales

4. No tener en cuenta los diferentes usos que tendrá el logotipo

A la hora de crear un logotipo hay que tener muy en cuenta que no sólo se va a utilizar para ponerlo en tus tarjetas de visita, sino que debe estar optimizado para su uso en diferentes soportes y formatos.

Por ejemplo, no se utilizará el mismo archivo para imprimir un folleto publicitario que para crear tu web. En el primer caso, deberías utilizar tu logotipo en un archivo vectorial o un archivo con mucha resolución para que la imagen tenga suficiente calidad y no se ratee (se vea pixelado). En el segundo, tienes que utilizar una imagen de menor calidad para que ocupe poco espacio y mucho más pequeño de tamaño.

Esto significa que:

4.1. Necesitas tener el logo en varios formatos de archivo para que pueda adaptarse a diferentes formatos sin que la imagen pierda calidad.

4.2. Necesitas tener en cuenta como se verá tu logotipo en diferentes tamaños para asegurarte de que se puede ver correctamente. Por esto, es conveniente evitar las formas muy complejas ya que no se verá correctamente en tamaños muy pequeños.

5. Inspirarse en las tendencias del momento

Un detalle importante a la hora de diseñar un logotipo es el pensar a futuro, se trata de crear una imagen única que sea capaz de durar en el tiempo.
Las modas cada día cambian más rápidamente, solo hay que darse una vuelta por Pinterest para darse cuenta de ello. Si crear tu logotipo basándote en lo que se lleva en este momento, probablemente no tarde mucho en estar pasado de moda.

Los errores de concepto más comunes que van a influir en la visibilidad de tu logo:

6. El uso de logos prediseñados

Si, existen los logos prediseñados. Hay páginas donde por un módico precio puedes comprar un logotipo ya creado, añadir el nombre de tu empresa y ¡voilá! ya tienes logotipo. Esta práctica está absolutamente desaconsejada por varias razones:

6.1. Tu logo no va a ser único, ni original. El mismo logo que has comprado tu puede estar siendo utilizado por otros cientos de negocios.

6.2. El concepto de tu logotipo no ha sido pensar exclusivamente para tu negocio, por lo cual, es de imaginar que no te define al 100% si no que da una imagen aproximada de lo que haces.

7. No tener un concepto claro de lo que se quiere transmitir

Antes de coger el lápiz y empezar a bocetar, hay que tener claro que es lo que queremos que transmita la imagen que vamos a crear. Para ello hay dos pasos importantes que hay que tener en cuenta:

7.1. Investigar. Este paso es indispensable para que surjan ideas. Desde estudiar de forma general el sector al que se dedica la empresa hasta buscar los logotipos de la competencia, hay que conocer el terreno en el que nos movemos.

7.2. Involucrar al cliente. Tan importante o más que conocer a la competencia, es saber cuáles son los valores del negocio y si ofrece algún valor añadido. Esto nos dará las pistas para crear una imagen única y memorable.


En definitiva, evitando los errores anteriores conseguirás un logotipo:

  • único y original
  • que sea legible y fácilmente reconocible
  • que soporte el paso del tiempo
  • que no se deforme al reproducirlo en diferentes soportes
  • que sea profesional

No hay comentarios para este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *